Cuaderno en blanco

Ni subido a una escalera conseguiría besarte, pensé. Tus manos se acercaron a las mías y, aunque me buscaste la mirada mientras señalabas algo en el cuaderno, sólo atiné a esconderme detrás de un gesto serio, como concentrado. De ser el mundo una fábula de fantasía, o el más abominable de los cuentos de terror, ni lo hubiera percibido. El entorno era una postal que se reducía ante esos detalles. Ese no se qué de tu voz y el dulzor de aquel perfume. Lo esencial, aun no estaba escrito en ningún cuaderno. Tal vez, imaginé, cuando sea más grande y ya no seas mi maestra, vendré a buscarte. Tú seguramente sonreirás.

Anuncios

Luna Mágica

Bajo la luz de la luna, se despiertan las palabras. Se desperezan y en una ronda infinita juegan. Arman y desarman historias que se cuelan en la noche y llegan a este espacio. Recrean relatos de otros mundos, vivencias de algún universo lejano.  La magia no es juego de niños, sin embargo la luna no deja de jugar con sus haces de luz, que como toques mágicos de una varita, encienden el sentido del relato.